Amor sin fronteras y sentimientos repartidos: la historia detrás de la familia sanjuanina que alienta por Australia

Miguel Ángel Garcés y Cristina Bosques son dos padres sanjuaninos que llevan una vida ligada al hockey sobre patines. Hoy esta disciplina les da algo más que satisfacciones deportivas. Hoy el hockey les permite sentir a su hija María Cristina Garcés, quien reside hace varios años en Australia, un poco más cerca. A su hija no la ven desde hace más de 3 años debido a la pandemia y motivos personales, pero en sus compañeras y en las tribunas del estadio UPCN, Cristina está y Cristina se siente. Ellos no están solos, los acompañan sus dos hijas y su hermoso nieto que también alentó los 50’ a la selección de Oceanía.

Dialogamos con ellos, de forma amena y distendida, con una apertura sin igual. El que empezó a hablar fue el papá de Cristina: “Hace más de 13 años nosotros mandamos a nuestros 3 hijos más chicos a Australia a hacer un curso de inglés y en este quehacer se enteraron que en Brisbane había gente que jugaba al hockey, viajaron casi 100 km a probar un domingo, pero se encontraron con algo más que la materia deportiva, ya que hicieron una gran amistad con la gente de Brisbane y comenzaron a jugar con ellos y a ir cada vez más seguido y esto originó que después nosotros estuviéramos muy vinculados con Australia. Esta gente amiga vino a nuestra casa, a Argentina y se creó un vínculo muy lindo” comentó Miguel Ángel. Después, añadió “mi hija una vez que se recibió de psicóloga y mi que mi yerno también ya estaba trabajando, tomaron la decisión de irse a vivir a Australia. Se fueron y allá vinieron dos hijos hermosos que son nuestros nietos y ahí fuimos nosotros algunas veces a verlos.” Y cuando habla de sus nietos a Miguel Ángel se le suma un brillo especial a sus ojos. Continuó con su relato diciendo que “el hockey ha sido el deporte que a ellos siempre mas les ha gustado y nunca dejaron de jugarlo. También ahora están entrenando a otras chicas ahí en Brisbane, pero han viajado a otras ciudades también. Y toda esta pasión hizo que las amistades sean fuertes.” Cristina tiene nacionalidad australiana y estaba convocada para formar parte de esta 3° edición de World Skate Games pero “en este campeonato ella no pudo venir y mi yerno tampoco, sin embargo, han venido sus amigas y eso es lo que estamos haciendo, alentando a toda esta gente tan entusiasta y enamorada del hockey sobre patines.”

La madre de Cristina, quien lleva el mismo nombre que su hija contó “obviamente también alentamos por Las Águilas. Cuando nuestras chicas jugaban acá siempre las hemos acompañado a los campeonatos provinciales, también a los nacionales y también cuando fueron campeonas jugando en Concepción, en el campeonato Sudamericano de Recife. Esa fue una alegría muy grande, siempre era una satisfacción inmensa el poder acompañarlas, ellas siempre eran campeonas.” Sus campeonas, así se veía en el rostro de Cristina, quien luego añadió y finalizó con sentimiento: “ahora es como tener un poquito de nuestra hija acá por lo que ella no pudo venir, la vemos en sus compañeras.”

Ir arriba