Conti Acevedo: “No sé quién es mejor o peor, solo sé que uno fue justísimo campeón del mundo”

Luego del enorme triunfo de Argentina ante Portugal por 4 a 2, los protagonistas hablaron con la prensa. Con la emoción lógica de haber conseguido el 6° título mundial y el plus de que sea en casa, en familia y con la gente que sigue apasionadamente la selección argentina. Esto fue lo que dijeron:

José Luis Páez: “Una vez más, a estos grandes jugadores los pudo el nerviosismo, las ansias. Jugar acá no es fácil, con la presión de la gente. Sabíamos a lo que íbamos. Pero tenemos un ángel allá arriba que nos acompaña. Varios ángeles. Mati Pascual que nos dio una fuerza inhumana en el mensaje de hoy. Antes de ayer nos fuimos muy tristes, pero hoy nos dio una fuerza que de verdad no es humana. Dedicarle esto a el no es poco. Entiendo como jugador la ausencia, el no estar presenciándolo, pero ha estado permanentemente. Todos hablábamos de él. Inclusive cuando estamos en el banco de suplentes. La realidad es que ellos merecen todo esto. Los jugadores. Mis jugadores. La realidad del deporte es que los técnicos somos pasantes, los jugadores son los que quedan. Y a ellos hay que felicitarlos, a mi no. Yo he sido un acompañante, he dado unas ideas, los he podido agrupar, los he podido tener y trabajar en ese concepto mío que siempre he podido tener que es fuerza, inteligencia y coraje. Fuerza porque lo que han hecho hoy con ella es inhumano, inteligencia porque en ciertas partes del partido fueron muy inteligentes y coraje, ¿Qué les parece? Después de estar 2 a 0 abajo, repuntaron con creces”.

Pablo Álvarez: Estoy muy contento por este pedazo de triunfo, por este pedazo de título. Era lo que me estaba faltando a mí personalmente. Tenía muchísimas ganas de conseguir este título. Hay mucho trabajo, mucho esfuerzo atrás, nos lo merecíamos desde hace varios años. Hoy por suerte hemos podido tener esta revancha en nuestra casa. La clave ha sido no perder la cabeza. Por más que el resultado haya estado abajo, hemos confiado en nosotros, en nuestro juego y en la garra que se ha visto en todos los jugadores. Sabíamos, estábamos confiados que lo íbamos a sacar adelante y así ha sido”.

Conti Acevedo: “Tuvimos que ser muy fuertes de cabeza, sabíamos que Portugal defendía bien, que iba a ser difícil entrar. Es más fácil atajar ganando que atajar perdiendo. Se nos dio. Creo que fuimos más que justos vencedores. Sólo uno fue campeón del mundo, no sé quién es mejor o peor, solo sé que uno fue justísimo campeón del mundo. Esto es para mi viejo, mi vieja, mi abuela, mi hermanito. Mis seres queridos que en el día a día los tengo lejos. Creo que es un regalo hermoso para ellos. Mejor creo que no podría haber sido.”

Ir arriba