Después de 44 años, Argentina es Campeón en la Catedral del Hockey sobre Patines

 

Un partido final no podía comenzar de otra manera. Nervios iniciales algunas imprecisiones y un que sacudió el Cantoni. Henrique Magalhaes (N°88) remata al arco a los 2´41” y consigue un gol que cambiaría el trámite en el inicio del partido. Argentina se apuraba por empatar y Portugal por marcar con eficiencia y salir de contra. Jugar con la desesperación de su rival, a pesar de que el partido recién comenzaba.

 

Con más ganas que orden, Argentina se volcó de lleno al arco lusitano y Ángelo Girao respondía en todas. El arquero portugués no mostraba fisuras y lo demostraba en cada acción en la que era requerido. De remate externo, con jugada llegando al arco, respondiendo en los rebotes, el portero fue una muralla. Argentina hacía el desgaste físico y los ibéricos manejan la bocha.

 

Con este panorama, Portugal consiguió el segundo gol del partido. Un par de jugadores visitantes circulando por la zona argentina, taparon la visión de Constantino Acevedo, y nuevamente Henrique Magalhaes realiza un remate frontal, fuera de la zona, y se mete en el palo derecho de muy buen arquero argentino. El partido 2 a 0 a los 15´11”, tranquilidad para Portugal, desesperación para Argentina.

 

La visita se hizo ancho en posesión de la bocha. Con pases largos movía la pelota de izquierda a derecha y del fondo al mediocampo durante los 45 segundos de posesión, para que el tiempo se extinguiera. Un tiempo solicitado por José Luis Páez a diez minutos de terminar el primer tiempo, fue estratégico para ordenar al equipo.

 

Acevedo se convertía en figura, ya que a pesar de los dos goles recibidos, evitaba muchos más, y en este momento en que Argentina no hacía pie, su seguridad en el fondo fue fundamental, para que los jugadores locales salieran a buscar el descuento. Y llegó de la mano de Pablo Álvarez, que peleó toda la noche contra la defensa lusitana, generando riesgo en la zona visitante. El N° 7 argentino, tomó la bocha detrás del arco, dio una media vuelta y encaró por el palo izquierdo de Girao, para conseguir el primer gol argentino a los 23´40” de juego. Así finalizó el primer tiempo, con Portugal en ventaja por 2 a 1.

 

El gol de descuento fue una gran envión anímico para la selección local. Con ese aliciente, José Luis Páez y su cuerpo técnico encaró la charla en el entretiempo, muy adentro del camarín. La misión: dar vuelta el partido y ganarlo en el tiempo regular. La misión de Portugal: aguantar y salir de contra para estirar la diferencia y jugar con el apuro del equipo local.

 

Los primeros minutos del segundo tiempo tuvieron dos o tres acciones claras de gol en ambos arcos. Acevedo y Girao los responsables de que la cuenta no se abultara. A los 6´06” una acción de juego cambiaría el destino del partido. Una infracción de Telmo Pinto requirió la primera tarjeta azul del partido y Carlos Nicolía se puso frente a la bocha para ejecutar el libre directo. El experimentado jugador sanjuanino mira el arco de Girao, y en vez de salir jugando, mete un terrible bochazo rasante, al palo izquierdo del portero visitante y consigue el empate.

 

Con el resultado 2 a 2, Argentina se relajó un tanto y volvió a desordenarse. Portugal tuvo que cambiar los planes y salir a buscar una nueva ventaja. El partido se hace más friccionado aún, los ánimos de varios jugadores estaban bastante caldeados y la final tomaba cada vez más calor. Con el apoyo del público local, que aturdía con su aliento, jugaba un punto más a favor de Argentina.

 

A los 13´56”, Pablo Álvarez roba una bocha en el medio campo, y se va solo al arco lusitano, con la marca encima y la salida del arquero, logra tocar levemente la bocha, y esta se escurre lentamente por debajo del portero, que a pesar de los intentos de un defensa portugués, la bocha traspone lentamente la línea de meta. Ahora el partido se puso 3 a 2 para Argentina.

 

Los nervios se apoderan de la final de la Copa del Mundo. Con solo diez minutos de juego, Joao Rodrigues se mete en la zona argentina, casi al lado del portero local. Los sudamericanos cierran la marca en un cuadrado chico esperando que Portugal haga el gasto, cambiando las reglas del juego a como se dieron en el primer tiempo.  Portugal llegaba con pocas situaciones y Acevedo era un muro negro en el arco argentino.

A 2´42” del final, llega la décima falta lusitana y nuevamente Nicolía ejecuta pero esta vez no tuvo la fortuna de convertir. Con 1´38” Portugal pide tiempo, y al volver saca a su arquero para colocar un quinto jugador de campo. Argentina marca para que pasen los segundos finales y no logra quitar la bocha. Hasta que entrando en el último minuto, es Ordoñez el que pellizca el bochín, logra robar y habilita la contra de Ezequiel Mena que con Goncalo Alves casi como arquero, ubica la bocha por arriba de su stick y consigue el cuarto gol a solo 12 segundos del final del partido. Gol de campeonato para el joven jugador.

 

El griterío copaba el Cantoni. Todos de pie en la tribuna coreando al unísono “Argentina Campeón”, asi repuso Portugal que simplemente dejo la bocha en el medio campo y desató el festejo de jugadores y cuerpo técnico.

 

Argentina es Campeón Mundial. Nuevamente lo consigue en la Catedral del Hockey sobre Patines después de 44 años, cuando en 1978 logró su primer título mundial. Atrás quedaron las frustraciones de 1989, 2001 y 2011, cuando en este mismo palacio de los deportes, no pudo festejar.

 

La selección dirigida por José Luis Páez consigue el sexto título mundial en Hockey sobre Patines para Argentina, y el país logra la “Triple Corona”, algo que ningún otro país pudo lograr desde la instauración de los World Skate Games. España estuvo cerca en China 2017 y como local en Barcelona 2019, sin embargo logró dos títulos de tres posibles. Esta vez Argentina domina el espectro mundial del Hockey sobre Patines al coronarse campeón en Sub 19 masculino, Senior femenino con las Águilas y Seniors Masculino.

 

Síntesis: PORTUGAL 2 – ARGENTINA 4

Primer Tiempo
1 – 0
:  2´41” – Henrique Magalhaes (POR)
2 – 0:  15´11” – Henrique Magalhaes (POR)
2 – 1:  23´40” – Pablo Álvarez (ARG)

Segundo Tiempo
2 – 2
:  6´06” – Carlos Nicolía (ARG)
2 – 3:  13´56” –  Pablo Álvarez (ARG)
2 – 4:  24´48” – Ezequiel Mena (ARG)

 

Ir arriba